Existen riesgos que puedes correr si no realizas un mantenimiento preventivo de calderas de manera regular. Estos conllevan un mal funcionamiento que puede derivar en varios problemas como:

Disminución de la producción. Esto traerá consigo demoras con los clientes y hasta sanciones. Por otro lado, es posible que el costo de la mano de obra se eleve al tener que aumentar los turnos de trabajo.

Sin embargo, incluso con la caldera en funcionamiento la falta de un mantenimiento preventivo puede llevar a que el costo energético aumente por no tener un rendimiento óptimo de tus equipos.

Es por ello que un plan de mantenimiento preventivo de calderas es benéfico. Con él, es posible optimizar procesos productivos, reducir costos directos e indirectos que se presentan por fallas y conseguir una vida útil más larga de tu sala de calderas.

Toma en cuenta que los gastos provocados por el mantenimiento preventivo no deberán exceder aquellos derivado de no tenerlo. Es decir, mantener tus equipos debe ser más barato que arreglar las fallas que se presenten.

En Calderas, Generadores e Instalaciones del Bajío tenemos expertos que pueden asesorarte en el mantenimiento preventivo y correctivo de tus calderas para que puedas obtener el mejor rendimiento de ellas.

No dudes en llamarnos, estamos a tu entera disposición.